El Amor Consciente

El amor tiene muchas formas. Es cierto que siempre se recuerda el primero como el más potente y más carnal, pero a lo largo del tiempo, y habiendo tenido varias oportunidades para errar y fracasar en el amor, finalmente me doy cuenta de que la belleza exterior que tanto atrapa, en realidad es la superficialidad del propio amor, que confunde deseo con amar, amar como bien sabes es algo más profundo, en parte es que te llene el simple hecho de verla sonreir, ya si tu eres el motivo de su sonrisa estás en el lugar correcto. Podrás tener a ratos más o menos pasión, de hecho también he vivido la pasión de los amantes y de lo prohibido, y es algo que da mucho juego, pero nada más bonito y más profundo que hacer sonreir a una mujer, a esa mujer que conoce tus debilidades y en vez de aprovecharlo te ayuda, al igual que tu haces todo lo necesario para que ella se sienta bien, con las dificultades de la vida y del mundo, aún así es necesario permanecer en ese amor por el otro que a su vez es tambien hacia uno mismo, y lograr satisfacer esos instantes de placer, y también los momentos rutinarios, siendo ambos conscientes de nuestra imperfección, sin añoranzas, caminando en ese transitar que mueve y conmueve.

El amor no necesariamente tiene por qué ser doloroso.

Hay lágrimas de amor, lagrimas de dolor, hay lágrimas de deseo y hay lágrinas de cocodrilo, pero la sonrisa que provoques en la mujer que amas siempre será sincera.

Yo sueño amenudo con alguna ex, y se que no es por añoranza, sino porque el dolor quedó muy impregnado dentro de mí, y eso queda como una cicatriz, pero no significa que desee volver ni que no esté plenamente satisfecho con mi pareja actual, el camino te quita y te da, e ir perdiendo oportunidades por aquél profundo dolor que te causo aquello, que tal vez fue amor, o tal vez fue solo atracción, seria malgastar la vida misma.

Hay diferentes fases en el amor, y no me refiero a que el amor real no sea pasional, o que el amor real sea el quererse y ayudarse mutuamente y caminar juntos en un para siempre, no, el amor, en todas sus formas es amor, pero llegada a cierta madurez el amor consciente es el que determina con quién consigues permanecer entre una simple mirada, un simple gesto, y toda la crudeza de la rutina, también con el sexo y con precisamente la consciencia de saber a quién amas .

Deja una respuesta