Más allá de un ORGASMO

A lo comido prestado se le devuelve la ginda, que sabrán palos con flores si cuatro machos inmunes destrozan la vida a cada paso.

Respeto y equidad se debiera contemplar en un mundo sucio y emborrachado de rencor.

Abrazame la espalda que es ahí donde le dieron tantos y tantos latigazos.

Recogeme del suelo las canicas que ya ni si quiera puedo contarlas. Y luego despidete como debes, y no por la puerta trasera como un cobarde.

Alimento de buitres y soldados con pene erecto que temen sentir más allá de un orgasmo.

Deja una respuesta