Cultura, Corrupción y Arte

¿Que es lo que hace que tu obra sea reconocida o no?, ¿Que la reconozcan o que la escuche mucha gente hace que sea mejor?, ¿o está todo corrompido por el dinero?.

Por poner un ejemplo, para presentar un álbum tuyo a un concurso primero tienes que pagar un dinero para poder participar, por ejemplo, para los Hollywood In Media Awards pagas 30$, para los Premios MIN de la música independiente pagas 10€, o para los Grammy pagas por cada vez que te presentes 100$, esto solo para que puedas participar, y luego sucede que los premios se los dan a quienes tienen discográficas detras, o a los que han pagado por una potente campaña de publicidad, o a artistas que ya son reconocidos, sin dejar opción a artistas desconocidos que pudieran tener, algunos, el mismo o más talento que los habitualmente premiados, solo que como en otras ramas el cotarro se maneja entre los mismos, y no es facil que los que manejan el cotarro dejen entrar a su circulo a un nuevo artista, por muy bueno que sea.

Por poner un ejemplo, en el cine la mayoría de Directores tienen ya a su compositor amigo, que aparte es bueno, y siempre le encarga la banda sonora de su próxima película a él, y es cierto que lo hace muy bién, pero ese sistema deja fuera a todo aquel compositor que quiera entrar o ganarse la vida creando para algún proyecto cinematográfico, ya que el mercado está copado por una serie de compositores los cuales se comen toda la demanda. O lo mismo sucede con los actores, ¿que es que no hay más actores buenos en el mundo, o en España, para que siempre se tengan que ver las mismas caras en todas las películas?, ¿En serio que con la de actores y actrices que habrá por ahí no aparece ninguno para que tengamos que ver siempre a los mismos?, no digo que no sean buenos los que están, ya que a la mayoría de ellos nadie les habrá regalado nada, se lo habrán currado, nadie llega a un nivel por la cara, pero… ¿en serio que no hay más talentos por ahí?, ¿O es que no se da oportunidad a la gente?. En la música o en cualquie rama lo mismo.

El dinero, por supuesto Don dinero está siempre presente. Otro ejemplo, se sabe que en las pocas tiendas en las que se venden discos como por ejemplo Fnac, o El Corte Ingles, o en grandes centros comeriales, cuando vas a la sección de discos puedes ver a primera vista un Top 10, o un Top 30 en una estantería muy visible en la que casi todos los que están en ella han pagado o ellos o sus discográficas para que su álbum esté en ese Top 10, y en las plataformas digitales también se paga para que tu canción esté en las listas de reproducción más escuchadas, todos esos artistas han pagado para que su cancion o su álbum esté visible tanto en tiendas físicas como en digitales, como han pagado cada artista que opta a unos premios, como han pagado por aparecer en tal emisora de radio, como han pagado para que a tí que estás con tú movil te salga un baner en el que te aparezca un producto, el que sea, y cuanto más dinero pagues más veces aparecerá tu album en los moviles de los usuarios, o en las radios, o en televisión, todo condicionado asquerosamente por el dinero.

Otra forma de que estés en un sitio privilegiado y visible es por enchufe, ya se sabe que si tienes un buen padrino que te enchufe y te lance un poco tienes más opciones de convertir tú arte en un plato de sopa, porque al final se trata de eso, o tal vez no… Una cosa es el reconocimiento, cosa a la que aspira casi todo artista, y otra cosa es el saber convertir tu arte en un plato de alubias, y para ello hay quién hace mierda, como si se tratara de una hambueguesa del McDonals, que por otro lado, ¿a quién no le gusta de vez en cuando un poco de comida basura?.

Y hay quién lo tiene todo y hace una comida de calidad y a la vez vive de ello, eso sería el top, pués en la música igual.

Luego está el hecho de que a las masas les gusta consumir algo que sepan reconocer a primera vista, es decir, cuando escuchan algo es importante que tú música les de unas referencias referentes a otros artistas ya conocidos, para que puedan encasillarla y de esa manera consumirla como algo que ya conocen. A la gente le da miedo el cambio, le asusto o le desagrada lo raro o lo diferente, y está muy condicionada por toda esa música que nos meten por las radios y por la tele, o en las listas de reproducción, solo unos pocos van más allá.

Por ejemplo, en mí caso, me escuchan desde más de 35 países en Spotify, pero son solo unos pocos de cada país los que lo hacen, por dar unos datos de ejemplo, 50 en España, 43 en USA, 24 en Mexico, 3 en Grecia, 40 en Italia, 1 en Colombia, 6 en Noruega, 22 en Suecia, 10 en Tailandia, 33 en Australia etc etc etc…, son cifras de ejemplo, es decir, solo los más raros de cada país me escucha en Spotify, los más raros o los más selectos, o los más ilustrados, o los más imbeciles, o los más curiosos, o los menos adaptados, o los más o menos lo que sea, y eso me demuestra que mí obra no es para masas, ni es para llegar a pegar un pelotazo y triunfar, es para minorias con una sensibilidad determidana, aunque en realidad nunca fue para, sino por.

En mí caso mí música no se mide por el dinero que saque con ella, ni tan siquiera por cuanta gente la escuche. Para bién o para mal hice una apuesta, un pacto hace mucho tiempo con mí música, y en esa apuesta va incluido un esfuerzo, una constancía, un intentar, un hacer, un experimentar, un evolucionar, y en defintiva un crear que pudiera ser que jamás llegue a darme un plato de sopa en mí mesa, aunque eso ya lo logré, pero no por ello habría fracasado, ya que para mí la música (que podría y se hacer otros tipos de música), es una vida, un sentir, son mis errores y mis aciertos, es mí euforía y mí rabia, es mí ilusión, mí alegria y mí tristeza, mí consuelo y mí desazón, mí música para mí es todo lo que envuelve mí vida, que aunque me hubiera equivocado en apostar por ella, que no es otra cosa que lo que siento, lo que busco, lo que me duele, lo que me enamora, aunque me hubiera equivocado en seguir ese impulso y esa manera de plasmarlo, habrá merecido la pena. Claro que podría hacer por ejemplo Heavy Metal, se tocarlo y se crearlo, o Jazz, que lo he estudiado, pero esa no es mí musica, no lo siento en esas formas, y claro que tengo influencias y artistas que me han marcado, faltaría más, pero jamás quise parecerme a ellos, lo que em mí obra hay de ellos es lo que han logrado dejar en mí y que me sale instintivamente, para nada es algo que busque o que haga intencionadamemte, si algo persigo es la originalidad.

Estoy seguro de que la mayoría solo ve en mí obra belleza, o poesía, pero en mí música, como en la otros muchos, hay Ilusión, Pasión, Ira, Rabia, Consuelo, Tristeza, Valor, Cobardia, Emoción, Compasión, Furia, Alegria, Esperanza, Desolación, Confusión, Paz, Guerra, en mí música, como en la de muchos otros hay vida, y es la propia vida la que inspira a los artistas, y también la imaginación, el deseo, la locura, la fe en algo, la justicia, la injusticia, todo lo que conlleva vivir, por eso a quién me llama fracasado, a quién llama perdedor a alguién que da su vida por su arte, solo se me ocurre pensar de él que es una persona que no alcanza a ver la importancía de la constancia, la perseverancia, el esfuerzo, la convicción, el críterio, el talento, la capacidad de autocrítica e incluso la cabezonería que hay detras de lo que está llamando fracaso, y por supuesto pasa por alto que alguién que siente así llega a sentirse la persona más afortunada del mundo en el momemto en el que está creando una nueva melodía o un nuevo ritmo, y los conjuga creando así una obra que le da y le quita la vida. Y no hay dinero ni fama en el mundo que pueda pagar esa sensación.

Para que os hagais una idea, supongo que es como ver a un hijo crecer, con ese estrés que te provoca, con esa preocupación, pero a la vez con esa gratificación y ese orgullo, que cada paso es un esfuezo y a la vez un logro, pues eso siento yo cada vez que me enfrento a una nueva obra. Tal vez por sentirlo así ya tenga el cupo del amor cubierto y sea esa la causa por la que ni tenga pareja ni tenga hijos, se de sobra que si mí amor por mí arte no fuera tal, habría encontrado con quién compartir otras cosas, pero en ningún caso me arrepiento, sencillamemte he ido evolucionamdo con cada persona que he conocido, a la vez que con cada obra que he creado.

Por supuesto, me gustaría tal vez llegar más allá y convertir mí arte en un plato de sopa, o en un chuleton, y tal vez lo consiguiera y siguiera haciendo la música en la que creo, o pudiera ser que a partir de ahí me convirtiera en un mercenario de la música y creara comida basura. En cualquier caso como ya he dicho hice una apuesta hace mucho tiempo y pienso llegar hasta el final. Si me equivoqué, esperaremos a otra vida, o a ninguna, pero siempre habrá merecido la pena luchar por lo que uno siente.

El dinero lo compra todo, y es seguro que podría comprar horas libres para seguir creando en lugar de gastarlas fregando suelos, y también es seguro que uno tiene que ir a buscar su suerte, ya que si pasas tu tiempo fregando suelos lo más normal es que te llamen para eso mismo, y no para curstiones musicales, pero no hay que subestimar a quién cree en algo, ni a quien se da cuenta de que puede ser el tio más afortunado del mundo en cualquier madrugada. No se debe juzgar a quién puede auto generarse un estado de plenitud, de felicidad.

Cualquier día en cualquier madrugada viene la música a verme, y es entonces cuando soy invencible.

De eso estoy seguro…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .